El Exilio del Fuhrer


El 20 de abril de 1945, Adolf Hitler celebró su último cumpleaños recluido en su bunker cuando Berlín era asediada por los aliados y la guerra estaba perdida para los alemanes. El 30 de abril, él y su mujer Eva Braun se suicidaron. Sus cuerpos fueron incinerados. ¿O no? Esa pregunta es la que guía el estudio del periodista argentino Abel Basti sobre el paradero del dictador nazi luego del final de la segunda guerra mundial.

Basti publicó recientemente en su país el libro “El exilio de Hitler” donde sostiene la teoría de que Hitler no murío en abril de 1945, sino que logró escapar de Alemania para refugiarse en el sur de Argentina, previo paso por Austria y España. Lo interesante es que la investigación de Basti cuenta con fuertes evidencias que avalan su teoría de que la versión oficial sobre la muerte del Fuhrer fue una farsa montada para asegurar el salvoconducto del dictador.

“No tengo dudas de que cuando concluía la Segunda Guerra Mundial Hitler se escapó de Alemania bajo un escudo protector de sectores de poder anglo-norteamericanos, los mismos que lo habían financiado para que, de humilde pintor, llegara a ser canciller de Alemania” asegura Basti. Entre las evidencias que sostienen su versión se encuentran documentos de viajes, confesiones de nazis y el antecedente de varios nazis refugiados en Argentina.

“El escape de Hitler fue exitoso. De esa manera se pudieron poner a resguardo de los comunistas el capital y los hombres. Después de ejecutada la fuga, y mientras se hacían todo tipo de conjeturas respecto a su suerte, el Führer ya podía dormir tranquilo en un alejado país suramericano llamado Argentina” asegura el autor.

“El exilio de Hitler” acaba de ser publicado en Argentina y estará disponible en España a partir de junio.

No hay comentarios: