Una piscina en el cielo skyline de Singapur


Increíbles imágenes del Marina Bay Sands de Singapur, un complejo de hotel y casino, que ha costado la friolera de 4.000 millones de euros y que acaba de abrirse al público por primera vez.


Una Infinity Edge Pool es un tipo piscina, seguro que habrás visto alguna antes, en la que se elimina el borde para que parezca que se funde con el cielo en el horizonte. Está claro que de todas las que haya en el mundo, esta bate todos los récords, está situada a 55 pisos por encima del suelo, mide 150 metros (tres veces lo que una piscina olímpica) y por encima de todo, ofrece una maravillosa panorámica del skyline de Singapur.

Después de varios retrasos tanto en la construcción como en la inaguración, el hotel se ha abierto finalmente al público y forma parte de un plan del gobierno del país para atraer más turismo a la ciudad, sólo la entrada al casino cuesta cerca de 60 dólares y se espera que atraiga a 18 millones de visitantes al año. No os perdáis el resto de imágenes en la galería porque son igual de espectaculares.

No hay comentarios: