A 24 meses del fin, Isaak Azzo nos adelanta cómo debemos preparamos para sobrevivir a la catástrofe del 2012.

Retomar el contacto con la naturaleza, mudarnos a las montañas -especialmente al Gran Turimiquire Oriental de Venezuela-, explorar cuevas como posibles refugios y despertar la conciencia individual son, a grandes trazos, las recomendaciones del iniciado suramericano.

Según el conocido astrólogo venezolano Isaak Azzo, el misterio, la leyenda y la duda giran alrededor del anterior planteamiento. Y es que mucha gente se hace la misma pregunta: ¿será verdad todo lo que refieren las profecías Mayas acerca del 2012? Los incrédulos se ríen y otros se preguntan: ¿qué pasará cuando cambien los ejes magnéticos terrestres? ¿Se acabará el mundo? ¿Todo lo que ocurre ahora con las catástrofes naturales y los cambios climatológicos es el anuncio del fin por venir? ¿Qué pasará conmigo y mi familia?
Azzo afirma que justamente sobre estas visiones negativas es que los seres de luz nos quieren advertir: los pensamientos de duda, miedo, temor e incertidumbre sobre el proceso que vivimos están contribuyendo a aumentar los densos elementales negativos que pueblan el astral terrestre.

“Eso está ocasionando que tengamos la sensación de que la oscuridad es la que domina, puesto que tales seres se están manifestando en el físico con fuerza, siendo percibidos por los sensitivos del planeta. Y esa polarización en lo negativo está impidiendo que la luz ingrese al planeta” apuntó el astrólogo.
“En consecuencia, es necesario que nos integremos al cambio viéndolo como parte de un ciclo natural, que siempre ha ocurrido y siempre ocurrirá en todo el universo”.
Continuó Azzo aseverando que debemos lo más apresuradamente que podamos prepararnos para sobrevivir a todos los cambios que de una u otra forma, queramos o no, tengamos cargos de jerarquía o seamos simples ciudadanos, seremos afectados llegados el tan esperado 2012.
CUENTA REGRESIVA: 24 meses y contando....
Para el astrologo venezolano lo importante en todo momento es mantener la confianza en Dios, en el Creador, en el Todo, de dónde venimos y adónde vamos, además de afianzarnos en nuestro esfuerzo de crecimiento espiritual y expansión de la consciencia.
Una de las claves para que el cambio dimensional sea armónico es justamente la elevación de nuestro nivel de consciencia.
Los seres de luz aspiran que entendamos que "nuestro planeta está vibrando más rápido, pero la humanidad no lo hace al mismo ritmo, sino que se está rezagando y creando un mundo paralelo: los que están alineándose con la luz y los que siguen en tercera dimensión viendo nada más el mundo material y siendo artífices de las fuerzas oscuras a las cuales sirven alimento a través de pensamientos, sentimientos y actitudes negativas." Acotó.
Tal situación provoca que la transformación se perciba de manera brusca, debido a la falta de acoplamiento entre la evolución del planeta y la humanidad."
En este acoplamiento debemos enfocarnos para evitar que el desequilibrio creado se manifieste mediante la acción de los elementales (tierra, agua, aire, fuego), provocando fenómenos en la naturaleza.
El paso de una dimensión a otra puede ser experimentado de múltiples maneras, todas ellas totalmente subjetivas, es decir, muy internas y personales. Cualquier sensación que se vivencie en estos tiempos será producto de las creencias y percepciones preexistentes.
“Por tanto, tampoco es posible determinar una fecha para la ascensión, sino afirmar que las acciones están en marcha y se aceleran cada vez más”.
Lo único que los seres de luz explican sobre cómo será la experiencia de elevación dimensional es que -al ritmo que vamos- ya estamos en presencia de una "transposición espacio-temporal".
Ello quiere decir que quienes se acoplen con la frecuencia vibratoria del planeta pasarán junto a la Tierra a la nueva dimensión y prácticamente no sentirán fuertes cambios en el proceso; pero quienes no se pongan a tono seguirán en la tercera dimensión, aunque serán desapercibidos en los otros planos. De forma que coexistirán dos dimensiones.


Es por ello que quienes están en el camino iniciático saben que es recomendable trasladarse a lugares lejanos de las urbes con toda la anticipación posible, entrar en contacto con la frecuencia de la naturaleza de una vez y asegurar que nuestras familias entiendan que de no ser así corremos el riesgo de perecer durante el caos que generaran los cambios de se avecinan. Montañas y elevaciones mayores de 600 metros de altura serían los sitios más seguros que podamos encontrar y si se detectan cuevas en las proximidades estas pueden ser acondicionadas pues resultan espacios protectores que nos brinda la naturaleza misma. En Venezuela se ha dado la orden de explorar la región oriental conocida como “El Gran Turimiquire”, allí existen refugios ocultos que fueron preparados por alemanes fugitivos del III Reich, que deben ser redescubiertos y puestos a la orden de la Hermandad de los Bautistas, subrayó Azzo.
Comprender esto ayuda a enfocarse en busca de la alineación armónica de la personalidad con la nueva energía planetaria.
Vibrar más alto sólo es posible en la medida en que se realiza un trabajo interno que incremente la comunicación con nuestro verdadero ser espiritual.
"Los cambios en marcha requieren, con urgencia, el alineamiento con el alma y la emisión de pensamientos positivos hacia el planeta, de forma que los chakras terrestres sean liberados de la pesada carga que es arrojada a través de las innumerables formas de pensamiento negativas que crea el hombre desde su materialismo y que impiden absorber la energía de luz que entra al planeta desde del eje magnético."

"Esa fuerza lumínica que ingresa por el polo magnético norte recorre todo el eje a lo interno de la Tierra y busca encontrar en el polo magnético sur la energía kundalini planetaria que se genera en el centro del orbe a fin de facilitar la ascensión."
"Las fuertes presiones en el centro del planeta son producto la alta vibración de la energía de luz que está ingresando desde el universo para aumentar la vibración terrestre y elevarse por el eje en espiral."
"Los chakras terrestres, al igual que los del hombre, tienen la función de absorber y generar energías vitales. Pero al estar tan densamente cargados, tal acción se encuentra obstaculizada y la presión energética en el centro del planeta busca salida a través de las placas tectónicas, causando inestabilidad telúrica, lo que a su vez altera todo el sistema geológico. Es ahí donde intervienen los elementales con una misión de limpieza y despeje, que calificamos como desastre."

Nuestra labor para ayudar a Gaia a fin de que esta fase de limpieza energética sea armónica, ha de consistir en enviarle oraciones, meditaciones y pensamientos de luz, amor y paz. Es esto lo que más se necesita en estos momentos y por ello los guías y maestros del proceso evolutivo han transmitido la meditación que se transcribe al final de esta página.
Para Azzo el reto es tratar de ser más conscientes y aprender a trascender nuestras preocupaciones y búsquedas personales a fin de tomar más tiempo para pensar en el planeta que habitamos.
HACIA UN NUEVO EJE PLANETARIO: Priorizar la vida de los sobrevivientes
En este sentido Azzo aseguró que después de varios meses dedicado a observar, investigar y recibir información de las fuentes más disímiles (entre científicos y mensajes de energías superiores) concluyó que es necesario hablar con claridad sobre lo que viene para nuestro planeta y específicamente para nuestro continente, América –y especialmente Colombia y Venezuela-, en dónde otra vez, como en episodios prehistóricos, serán el centro geográfico de los grandes cambios.
Confirmado por la NASA, los grandes eventos sísmicos como el de Indonesia en 2004 (9.0 grados) y Chile, de 8.8, tienen un impacto concreto en el desplazamiento del eje de La Tierra. Lo que no dice la NASA ni Servicio Geológico de Estados Unidos es que estamos viviendo un inevitable CAMBIO PLANETARIO, no un simple Cambio Climático, un verdadero cambio planetario.
Por eso es urgente que los gobiernos del mundo y concretamente los de América, se preparen para asumir las grandes catástrofes a las que nos enfrentamos en este camino de La Tierra hacia su nuevo eje gravitacional.
Es una realidad, tan real como que usted está leyendo esta entrevista, dijo Azzo. Vienen sendos terremotos y maremotos que afectaran la población y el orden sociopolítico de la región. Estamos amenazados sísmicamente por el Cinturón de Fuego del Pacífico. Así regiones como Alaska, California y el Parque Nacional de Yellowstone en Estados Unidos, países enteros como México, República Dominicana, el mismo Chile, ciudades costeras de Venezuela, Ecuador y Colombia, son puntos sensibles y objetivos de los próximos eventos.
Estamos hablando de terremotos superiores a los 8 puntos y de eventos marinos productos de estos movimientos pero además del cambio de las corrientes oceánicas, cuyas consecuencias subestimadas pronto se observarán, y que fue detonado por el gran bloque de hielo del glaciar Mertz en el Este de la Antártida que va a la deriva con una misión clara y destructiva.
Con dolor debo informar sobre un grave terremoto que unirá al Cauca, Eje Cafetero y Bogotá en la tragedia así como en la zona fronteriza con Venezuela. Es hora de preparar el plan de prevención que garantizará la permanencia institucional y la calidad de vida de los sobrevivientes a tal catástrofe. Todo esto acontecerá más pronto de lo que podemos imaginar.
Es urgente estar preparados para evitar el caos, es urgente sentar las bases del nuevo orden humano ya. Necesitamos despertar, la madre Tierra nos grita y ya no vale escucharla, solo obedecer a su fuerza pero con la fortaleza del que se sabe habitante, ciudadano planetario que asume los cambios incomprensibles con humildad e inteligencia.
¿Cómo comprender los desastres planetarios?

Una persona dice que por diferentes fuentes llegó a su conocimiento que tendremos un año marcado por grandes cambios de orden planetario. Y ella quiere saber si está preparada para tales cambios o tendrá tiempo de prepararse.
En general cuando alguien percibe que tiene que prepararse para algo es porque ya está siendo preparado. La mayoría de las personas ya deberían estar preparadas, porque esta preparación para los momentos actuales, comenzó hace muchos siglos.
Hay personas que por algún motivo se preparan intensamente, en general, esta preparación se hace en el interior del ser, en los niveles subjetivos, mientras duermen por ejemplo. Tal vez nunca se han preocupado por obtener conocimientos, por obtener informaciones técnicas de cómo proceder en esas horas, pero están preparadas internamente. En los momentos críticos, actúan sin pensar mucho, porque no tienen el conocimiento interno, sin embargo, saben lo que tienen que hacer y se reúnen con personas que vibran en la misma inquietud y poseen ideas preclaras de cómo prepararse para enfrentar el fin.
Ahora bien, si alguien atenta contra la vida de un semejante o de un animal, el crea karma, entonces ¿cómo se interpreta la muerte de tantos seres humanos en la erupción de un volcán o en un terremoto? El planeta tierra ¿crea karma con esos seres? Bueno, cualquier acción crea karma. Si el planeta pasa por algunos de esos procesos naturales, por una convulsión, crea karma para sí mismo, crea karma con todo lo que afecta a los reinos de la naturaleza. Los seres que desencarnan por causa de accidentes naturales, serán compensados en ciclos futuros en la tierra, o en otro mundo donde hayan sido trasladados. Nunca nadie está presente en esos hechos por casualidad. Todos los hechos que pueden suceder, son conocidos, programados y organizados en determinado nivel de conciencia.
Sobre todo cuando hay un movimiento telúrico de mayor o menor proporción, el karma y las fuerzas de la evolución, conducen para el lugar o la situación a todas las almas que tienen que pasar por esta experiencia. Nadie está allí presente en esos hechos por casualidad.
Todos fueron llevados para que participen. Entonces en realidad, casi no existe quien tenga que ser compensado. Sin embargo, puede ser que haya algunas equivocaciones. Sabemos que esto sucede estando bajo las leyes materiales. Y alguien puede permanecer ahí debido a eso. Ese ser, será compensado en una etapa futura. De cuando en cuando, el planeta o la naturaleza promueven una especie de ajuste de cuentas. Eso no tiene un sentido vengativo, el objetivo, es el equilibrio. Vamos a dar un ejemplo, que tal vez, no tiene que ver con algo ocurrido, solo es para aclarar.
Supongamos que en encarnaciones pasadas, nos hallamos dedicados a explotar los mares, que nos hayamos dedicados a la pesca, que hayamos asesinado millones de peces, y otros animales marinos. Cuantas veces, ya habremos sido pescadores, entre otras cosas. Entonces, a cierta altura podremos ser conducidos a ciertos lugares, que va a ser purificado por el mar, porque si es con el mar que contrajimos débitos tendremos que ser reequilibrados por las fuerzas del mismo mar. Y por las fuerzas del mismo mar, tendremos que pagar los débitos con ese mar, y con los seres que lo habitan. Ese puede ser el motivo por el cual alguien estará en la costa venezolana en el momento que acontecerá el venidero movimiento marítimo que se avecina. Tal vez la persona está equilibrando algo que le debía al mar. Y entonces el mar está promoviendo su purificación.
Si estamos en el planeta, debemos colaborar con él, así como él colabora con nosotros. Si retiramos cualquier cosa en exceso, quedamos en débito con él. Tendremos que ser económicos, equilibrados y honestos, y no extraer de la tierra más de lo que es necesario, porque eso genera un desequilibrio.
El planeta es una entidad, una vida consciente, y su conciencia es mucho más avanzada que la del hombre. La naturaleza también es una entidad. Fue formada y organizada incluso para mantener a la humanidad, para soportar sus necesidades, según un cálculo perfecto del orden cósmico. Si un planeta acoge una humanidad, él tiene los medios en sí mismo para suministrarle, a esa humanidad, todo lo que ella necesita en materia planetaria.
Es necesario contrariar algunas leyes de la tierra, para poder entrar en otras. Y por supuesto, que no todos deben hacerlo ahora, porque si lo hicieran, la especie humana no tendría continuidad. Pero según otras leyes, que todavía no están implantadas en la tierra, podemos no entrar, en las leyes de la tierra. Todos nosotros conocemos una ley de la tierra que dice, que nos alimentaremos con el sudor de nuestra propia frente. Es una ley de la tierra, pero no todos están sometidos a ella. Hay quienes no precisan del sudor de su frente para alimentarse. Hay seres que están bajo otras leyes, y nada les falta, y en realidad no faltaría nada para nadie si estuviésemos en otras leyes. Nadie necesitaría trabajar para comer. Después de la purificación de la tierra, vamos a unirnos con otras leyes, y ahí las cosas van a cambiar bastante, pero la actividad de esas leyes aquí, y su reconocimiento, dependerán de que estemos conscientemente alineados con el ama y con nuestros núcleos superiores, porque esos núcleos superiores, están en otras leyes. No están en las leyes de la tierra.

http://www.elnuevoblogdemarchetti.tk/

No hay comentarios: