Chamanismo: entrevista con Helen Flix

El término chamanismo se refiere a un grupo de creencias y prácticas tradicionales preocupadas por la comunicación con el mundo de los espíritus. El practicante del chamanismo es conocido como "chamán", aunque en opinión de algunos expertos en la materia el termino correcto es el de Hombre-medicina, piache, medico brujo, etc.
Según E. Washburn Hopkins la palabra chamán es de hecho usada vagamente para casi cualquier doctor brujo que tiene comunicación con los espíritus. En su forma original parece ser una corrupción del sánscrito «shramana», que indica a un discípulo de Buda y entre los mongoles se convirtió en sinónimo de mago. 

El termino Chamán entonces se refería originalmente a los curanderos tradicionales de las áreas túrquicas-mongolas como el Norte de Asia (Siberia) y Mongolia; šamán es la palabra túrquica-tungú para practicante y significa "el/la que sabe." Otros académicos afirman que la palabra viene directamente del idioma manchú.
La forma correcta del plural de la palabra es chamanes. Chamán es correcto tanto para un chamán masculino como femenino.
En el uso contemporáneo, chamán se ha convertido en intercambiable con el término peyorativo medico brujo. Esto es antropológicamente inexacto y ha levantado objeciones entre los académicos y los curanderos tradicionales que afirman que la palabra viene de un lugar, de una gente, y de un conjunto de prácticas específicas.

Mediador















Los chamanes actúan como «mediadores» en su cultura. El chamán es visto como un comunicador de la comunidad con los espíritus, incluyendo los espíritus de los muertos. En algunas culturas, esta función de mediador del chamán puede ser bien ilustrada por algunos de los objetos y símbolos del chamán. Por ejemplo, entre los selkups, un informe menciona a un pato marino como un animal-espíritu: los patos son capaces tanto de volar como de bucear bajo el agua, así se les considera pertenecientes tanto al mundo superior como al mundo inferior. De modo parecido, el chamán y el jaguar son identificados en algunas culturas amazónicas: el jaguar es capaz de moverse libremente en la tierra, en el agua y trepando árboles (como el alma del chamán). En algunas culturas siberianas, son algunas especies de aves acuáticas las que están relacionadas con el chamán de una manera similar, y se cree que el chamán toma su forma.
«El árbol chamánico» es una imagen encontrada en varias culturas (yakutos, dolganos, evenkis), celtas, como un símbolo de mediación. El árbol es visto como un ser cuyas raíces pertenecen al mundo inferior; su tronco pertence al medio, mundo habitado por humanos; y su copa se relaciona con el mundo superior. 
Distintos tipos de chamán
En algunas culturas puede haber más tipos de chamanes, que realizan funciones más especializadas. Por ejemplo, entre el pueblo nanai, un tipo diferente de chamán actúa como un psicopompo. Otros chamanes especializados pueden ser distinguidos según el tipo de espíritus, o reinos del mundo de los espíritus, con los cuáles el chamán interacciona más comúnmente. Estos roles varían entre los chamanes nenets, enets y selkup. Entre los huicholes, hay dos categorías de chamán. Esto demuestra las diferencias entre los chamanes dentro de una misma tribu.
Aspecto ecológico
En los bosques tropicales, los recursos para el consumo humano son fácilmente agotables. En algunas culturas de los bosques tropicales, como los tucano, existe un sistema sofisticado para la gestión de los recursos, y para evitar el agotamiento de estos recursos a través de la sobreexplotación. Este sistema está conceptualizado en un contexto mitológico, involucrando simbolismo y, en algunos casos, la creencia de que la ruptura de las restricciones de caza puede causar enfermedades. Como principal maestro de simbolismo tribal, el chamán puede tener un papel principal en esta gestión ecológica, restringiendo activamente la caza y la pesca. El chamán es capaz de «sacar» los animales de caza (o sus almas) de sus ocultas moradas.         El chamán desana tiene que negociar con un ser mitológico por las almas de los animales de caza. No sólo los tucanos, sino también algunos otros indígenas de bosques tropicales tienen estas preocupaciones ecológicas relacionadas con su chamanismo, por ejemplo los piaroa.
 Además de los tucanos y los piaroa, también muchos grupos esquimales piensan que el chamán es capaz de traer almas de animales de caza desde lugares remotos; o emprender un viaje del alma para promover suerte en la cacería, p. ej. pidiendo animales de caza a los seres mitológicos (Mujer del mar).

Esta práctica fue usual en todas las regiones del orbe y en ella, el líder espiritual cumplía labores de curandero, psicopompo o guía de almas, así como de intermediario entre el mundo espiritual y el mundo cotidiano. Era usual que el mismo estuviese asociado a algún animal, como lo era el jaguar en América. Quizá una de las razones para esta vinculación sea el hecho de que esa bestia tiene la capacidad de desplazarse por las tierras, las aguas y los árboles; en clara alusión al poder del chamán de moverse en diversidad de mundos, tanto “reales” como espirituales.
Es de recordar que las tentativas humanas por formar religiones se basan en el carácter religante o de vinculación unitaria entre sí. De esta manera, en la antigüedad se establecían los cruces de caminos como territorios sagrados. En otros casos se llevaban a cabo prácticas para determinar esos sitios sacros en el lugar donde expirase un animal al que se le hubiera practicado una herida con intención de desangrarlo. Igualmente; a áreas donde ocurriesen hechos fortuitos, como la caída de un rayo, se les atribuían propiedades mágicas.
shaman2
Del mismo modo, había objetos asociados al curandero; como el tambor para sumirse en trance, el gongó, el sonajero y la pluma del águila. El ingreso al estado extático, que le permitía vincularse con el reino de los espíritus, podía realizarse de diversas formas; bien fuese a través de la mortificación de los sentidos, como vigilias prolongadas, ayunos, bailes o música, así como recurriendo al uso de plantas psicodélicas como los hongos, el peyote, el San Pedro, la ayahuasca o yagé, el tabaco, la marihuana, la datura y la salvia divinorum o salvia de la adivinación.
  
Helen Flix Rocamora.Profesional independiente en el sector Medicina alternativa. Helen Flix es una mujer impresionante, creadora del Espai Sundance y profesora de varias disciplinas espirituales, nos introdujo hace unos meses al mundo de los Círculos de Mujeres compartieno su sabiduría y animando a las asistentes a compartir conocimientos y experencias. Mucho de la esencia de las horas pasadas en ese Círculo se contiene en el primer texto del Grup de Les Dones. Aquí les dejo una interesante entrevista con esta investigadora del chamanismo, espero al final sus comentarios.

 

No hay comentarios: