Todo lo que debes saber sobre el Ritual del Solsticio de junio y el de San Juan Bautista



El 21 de junio se celebra en el hemisferio norte, el día más largo del año. Definitivamente no es un día como los demás, la naturaleza, el hombre y las estrellas se disponen a celebrar una fiesta, cargada de gran poder y magia. Hadas y deidades de la naturaleza andan sueltos por los campos; los agricultores dan gracias por el verano, las cosechas, las frutas y por disponer de más horas para cumplir con sus tareas y entregarse a la diversión. También es el momento justo para pedir por la fecundidad de la tierra, nuestra prosperidad económica  y de los mismos hombres; además se debe comenzar a almacenar alimentos para pasar el otoño y el invierno.
La celebración del solsticio de verano es tan antigua como la misma humanidad. En un principio se creía que el sol no volvería a su esplendor total, pues después de esta fecha, los días era cada vez más cortos. Por esta razón, fogatas y ritos de fuego de toda clase se iniciaban en la víspera del pleno verano, o 20 de junio, para simbolizar el poder del sol y ayudarle a renovar su energía. En tiempos posteriores se encendían fogatas en las cimas de la montañas, a lo largo de los riachuelos, en la mitad de las calles y al frente de las casas. Se organizaban procesiones con antorchas y se echaban a rodar ruedas ardiendo colinas abajo y a través de los campos.

A menudo se bailaba y saltaba alrededor del fuego para purificarse y protegerse de influencias negativas cerca de 5 mil años, cuando nuestros antepasados, tan amigos de  observar  las estrellas, se dieron cuenta que en determinada época del año el Sol se mueve  desde una posición perpendicular sobre el Trópico de Capricornio, hasta una posición perpendicular sobre el trópico de Cáncer. A estos días extremos en la posición del Sol se les llamó solsticios de invierno y verano, los cuales ocurren los días 21 de diciembre  y 21 de junio  respectivamente. Estas fechas corresponden al hemisferio norte, pues en el sur es al contrario. El día que veremos al sol ponerse más al sur es el 21 de diciembre y el día que lo veremos ponerse más al norte es el 21 de junio.
 “Las fechas mencionadas son las típicas, pero puede ser que en un año determinado caiga un día antes o después, debido a las irregularidades del calendario, como los años bisiestos”. Hablando propiamente del solsticio de verano, en esta fecha el eje de la tierra está inclinado 23,5 grados hacia el sol. Esto ocasiona que, en el hemisferio norte, el 21 de junio sea el día más largo del año.
En los antiguos mitos griegos a los solsticios se les llamaba “puertas” y, en parte, no les faltaba razón. La “puerta de los hombres”, según estas creencias helénicas, correspondía al solsticio de verano (del 21 al 22 de junio) a diferencia de “la puerta de los dioses” del solsticio de invierno (del 21 al 22 de diciembre).
Antes de cristianizarse esta fiesta, los pueblos de Europa encendían hogueras en sus campos para ayudar al Sol en un acto simbólico con la finalidad de que “no perdiera fuerzas”. En su conciencia interna sabían que el fuego destruye lo malo y lo dañino. Posteriormente, el hombre seguía destruyendo los hechizos con fuego.

Otra de las raíces de tan singular noche hay que buscarla en las fiestas griegas dedicadas al dios Apolo, que se celebraban en el solsticio de verano encendiendo grandes hogueras de carácter purificador. Los romanos, por su parte, dedicaron a la diosa de la guerra Minerva unas fiestas con fuegos y tenían la costumbre de saltar tres veces sobre las llamas. Ya entonces se atribuían propiedades medicinales a la hierbas recogidas en aquellos días. El cristianismo fue experto en reciclar viejos cultos paganos.
SÚBITAS APARICIONES Y DESAPARICIONES: En algunas leyendas piadosas, hasta los santos aprovechan la víspera de este día para trasladarse milagrosamente a otra parte. En nuestro mundo terrenal, encontramos muchos casos de desapariciones bastante enigmáticas, esa noche se abran las puertas interdimensionales, así como los encantamientos.

NOCHE DE SAN JUAN: Esta es una fecha en la que numerosas leyendas
fantásticas son unánimes al decir que es un período en el que se abren de par en par las invisibles puertas del “otro lado del espejo”: se permite el acceso a grutas, castillos y palacios encantados; se liberan de sus prisiones y ataduras las reinas moras, las princesas y las infantas cautivas merced a un embrujo, ensalmo o maldición; braman los cuélebres (dragones) y vuelan los “caballucos del diablo”; salen a dar un vespertino paseo a la luz de la Luna seres femeninos misteriosos en torno a sus infranqueables moradas; afloran enjambres de raros espíritus duendiles amparados en la oscuridad de la noche y en los matorrales; las gallinas y los polluelos de oro, haciendo ostentación de su áureo plumaje, tientan a algún que otro incauto codicioso a que les echen el guante; las mozas enamoradas sueñan y adivinan quién será el galán que las despose; las plantas venenosas pierden su dañina propiedad y, en cambio, las salutíferas centuplican sus virtudes (buen día para recolectar plantas medicinales en el campo); los tesoros se remueven en las entrañas de la Tierra y las losas que los ocultan dejan al descubierto parte del mismo para que algún pobre mortal deje de ser, al menos, pobre; el rocío cura ciento y una enfermedades y además hace más hermoso y joven a quien se embadurne todo el cuerpo; los helechos florecen al dar las doce campanadas...

En definitiva, la atmósfera se carga de un aliento sobrenatural que impregna cada lugar mágico del planeta y es el momento propicio para estremecernos, ilusionarnos y narrar a nuestros hijos, nietos o amigos toda clase de cuentos, anécdotas y chascarrillos sanjuaneros que nos sepamos.

Esta noche se abre la puerta que nos introduce al conocimiento del futuro y a las dimensiones mágicas de la realidad. Es la noche en que los entierros arden, el Diablo anda suelto y los campos son bendecidos por el Bautista. En la mañana, muy temprano la gente se lava el pelo y la cara con las aguas bendecidas y comienza a llamar, tres veces consecutivas:

-¡San Juan! ¡San Juan!, dame milcao….yo te daré pan.

Fecha de transición astral que anuncia diversos cambios en la naturaleza equivale a una ruptura de orden cósmica propiciadora de emergencias del inframundo. Por eso la noche de San Juan es noche de brujas, entes que pueden provocar numerosos males a los humanos.
La Noche de San Juan, la de las tradiciones mágicas, se caracteriza por la multitud de hogueras que iluminan la noche. Los ciudadanos arrojan a la hoguera antes de su encendido pequeños objetos, conjuros, deseos e incluso apuntes del curso con el objetivo de hacer desaparecer los malos espíritus.
La tradición de enramar las fuentes está relacionada con la prosperidad, la abundancia y la fecundidad. La tradición dice que al amanecer del primer día de verano, las mujeres recogían de las fuentes la flor del agua con la esperanza de encontrar pareja, concebir hijos o hacerse con poderes curativos. Al amanecer, cuando las mujeres iban a la fuente, se cantaba a la flor del agua.
¿POR QUÉ SAN JUAN BAUTISTA?: San Lucas narra en su Evangelio que María, en los días siguientes a la Anunciación, fue a visitar a su prima Isabel cuando ésta se hallaba en el sexto mes de embarazo. Por lo tanto, fue fácil fijar la solemnidad del Bautista en el octavo mes de las candelas de junio, seis meses antes del nacimiento de Cristo. (de hoy en seis meses - el 24 de diciembre - estaremos celebrando el nacimiento de nuestro Redentor, Jesús).
Desde entonces se señaló esta noche como la de San Juan, muy próxima al solsticio de verano que ha heredado una serie de prácticas, ritos, tradiciones y costumbres cuyos orígenes son inmemoriales en toda Europa y se han extendido por muchos pueblos de América. Lo paradójico del asunto es que el 24 de junio se celebra la fecha del nacimiento del Bautista, que en realidad no debería festejarse porque de los Santos siempre se recuerda el día de su muerte. San Agustín hace la observación de que la Iglesia celebra la fiesta de los santos en el día de su muerte, pero que en el caso de San Juan Bautista, hace una excepción y le conmemora el día de su nacimiento, porque fue santificado en el vientre de su madre y vino al mundo sin culpa. Es digno celebrarse su nacimiento, ya que fue motivo de inmensa alegría para la humanidad tener entre sus miembros al que iba a anunciar la proximidad de la Redención.
Oración de San Juan Bautista

 “Gloriosísimo San Juan Bautista, precursor de mi Señor Jesucristo, lucero hermoso del mejor sol, trompeta del Cielo, voz del verbo eterno, sois el mayor de los santos y abanderado del Rey de la Gloria; más hijo de la gracia que de la naturaleza y por todas las razones, príncipe poderosísimo en el Cielo; Otorgadme el favor que os pido _____, si fuere conveniente para mi salvación; y si no para mi perfecta resignación, con abundante gracia; que haciéndome amigo de Dios, me aseguré las felicidades eternas de la Gloría. Amén.”

El nombre JUAN: Procede del hebreo Yo-hasnam, con el significado de “Dios es misericordioso”. Otra etimología muy cercana es la de Jo-hanan o Jo-hannes, que significa  
San Juan Bautista es el príncipe del santoral cristiano: es el único santo del que se celebra el nacimiento y no la muerte, y su fiesta, el 24 de junio, es una fiesta solar, de luz y de fuego, decantación de los más antiguos ritos de la humanidad en la más grande de todas las fiestas.

SEMBRANDO MAGIA EL RITUAL DEL SOLSTICIO (VISPERA):
MATERIALES NECESARIOS.
4.- velas blancas
1.- vaso de agua
1.- Maceta al gusto
1.- trozo de imán

PASOS
1º.- Sobre la mesa donde vamos a cargar: A la derecha vela blanca. La encendemos y decimos:” Que la Luz de fuerza a este ritual. Y la pegamos sobre plato o porta lamparas”.
A la izquierda y con bastante separación de la vela para que la maceta quepa en el centro ponemos el vaso de agua mientras decimos: “Que este agua elimine las interferencias que pudieran impedir que el ritual se realice con éxito.  Preparamos nuestro pedido con lápiz en un pedazo pequeño de papel diciendo claramente lo que deseamos conseguir que florezca en nuestra vida. Se trata de poner los medios para lograr algo que consideramos de mucha necesidad para cumplir un objetivo. Y así debemos especificarlo. No vale decir “que tenga salud amor y dinero” porque eso es tan genérico que no significa nada y nunca sabremos si ha funcionado o no. Pero si puedo decir “que mi problema de riñón (es un ejemplo) se resuelva y encuentre la terapia mas adecuada para mi sanación y el dinero necesario para recibirla así como para medicinas y cualquier complemento terapéutico que se requiriera”. O bien “obtener un trabajo adecuado a mis conocimientos y remunerado de forma satisfactoria a mis necesidades”. No olvidemos nunca que en un deseo intervienen los planos materiales y espirituales nunca van asilados.
El papel una vez escrito, lo pondremos bien extendido con el texto hacia arriba en el centro de la maceta sobre la tierra.
INICIO MAGICO
En la vispera del solsticio de junio (el 20 de junio a las 12 de la noche) ha llegado el momento de conectar con nuestra fuerza interior y solicitar a nuestros protectores sean quienes sean (ángeles, arcángeles, padres espirituales, ancestros…) ayuda para obtener lo que deseamos conseguir. Según nuestra fe nos dirigiremos a ellos y utilizaremos nuestra formula. Pero por si alguien anda despistado y no sabe cómo hacerlo, este equipo ha confeccionado una fórmula que ofrecemos de todo corazón:


En el nombre de la Luz, del Amor, de la Gracia ....Yo............ invoco a la Luz y deseo y solicito que ..............................pidiendo que se cumpla en gracia y de manera perfecta en beneficio de todos los seres. AMEN 
El pedido ha sido realizado. Ahora podremos hacer una visualización de una luz blanca como un tubo transparente descendiendo sobre la planta que recoge la luz en su centro y la expande. La luz nos cubre a nosotros y avanza envolviendo a la tierra, a los seres, a las plantas, al aire, montañas y profundidades como una neblina blanca y luminosa hasta que todo se convierte en luz mientras nuestro pedido se va materializando.

APERTURA DEL CIRCULO
Dejaremos que se consuma la vela hasta el final, una vez eso ocurra romperemos con la mano el circulo de izquierda a derecha dando una palmada sobre la mesa y diciendo, “la obra se completo. Damos gracias a los protectores por su intervención. Este círculo queda abierto.”
Tenemos que tener en cuenta que mientras nosotros no abramos el círculo, todo se mantendrá como lo dejamos. Así fue como lo hicimos en la proclama de apertura y así se hará. Es importante No dudar.
Los restos de vela si los hubiera irán a la basura y el vaso de agua por la taza del inodoro (wc) tirando de la cadena para que nada que hubiere recogido en el ritual quede en casa. Enjuagaremos el vaso y lo dejaremos 24 horas detrás de la puerta donde hicimos el trabajo y boca abajo, pasado este tiempo se puede usar como siempre.
RECOMENDACIONES
Este ritual funciona, y funciona de verdad. Estamos invocando energía muy poderosas así pues recomendamos que solo se haga si realmente tenemos un objetivo claro, pero no utilicemos la energía como juego.
Todos somos Uno; cualquier cosa que hagamos en nuestra vida si la dedicamos en beneficio de los seres, nos está beneficiando a nosotros también y de esta forma colaboramos en la evolución humana, y ese es un objetivo mágico que nos aportará grandes recompensas a la larga. Nosotros dedicamos estas y cada una de las anotaciones en beneficio de todos los seres, ojala ayude a muchos a encontrar su luz.
 El Solsticio de  invierno es época de siembra. Allí procuraremos, como el sembrador, elegir los mejores granos. Análogamente es época de pensar en nuestros objetivos para el nuevo ciclo, conforme a la experiencia adquirida

Análogamente, hay un momento para evaluar los objetivos logrados. De todo lo que te has propuesto, seguramente habrá metas que no se han conseguido todavía. Esto no es un fracaso si aprendes de la experiencia. Es decir, si investigas cuales son las causas que han impedido hasta ahora su logro. Una vez determinados los obstáculos que lo han impedido, elabora un plan para superarlos y acercarte, de esta manera, a un éxito final.
Los obstáculos pueden ser de diversa índole. La mayoría seguramente están en ti mismo. No culpes a nadie de lo que te sucede. No culpes a los demás si no has logrado todavía determinadas metas. Tal vez no sea tiempo todavía, quizás tengas que desarrollar otros objetivos antes, tal vez tengas que vencer tus temores, o emplear más energía y voluntad para conseguirlos. A veces las metas son poco realistas y en ese caso deberás replantearlas para avanzar por etapas: una escalera se sube peldaño a peldaño.
De acuerdo a la dedicación y esfuerzo, es seguro que algunas familias logran mejores cosechas que otras. Pero si quienes tienen para comer en el invierno se guardan lo que tienen e incluso lo que no alcanzarán a comer y no comparten con quienes no tienen lo suficiente, el resultado sería la muerte de algunos miembros de la tribu. Y esto, lógicamente, perjudica a la totalidad, pues los debilita. De modo que, por razones de superviviencia, toda la tribu comparte lo que tienen para pasar la época más difícil.
El sol, como hemos dicho, se ha alejado. Hay más frío y más escasez de todo. El sol es la fuente de vida y de calor. Sin embargo, el ser humano observa fácilmente que el sol retornará y la naturaleza volverá a mostrar su abundancia y esplendor.
Los miembros de la tribu se reúnen en torno de una fogata. El fuego obviamente les da calor, luz y además, probablemente les permite cocinar algunos alimentos. Juntos, se apoyan y comparten lo que tienen.
Esto se va transformando en una celebración y una ceremonia. El fuego es la representación del sol, momentáneamente alejado. Es también el elemento transformador de todo: lo que era sólido lo transforma en líquido, lo líquido en vapor, lo denso se transforma en algo sutil.
Los pueblos de todos los lugares del planeta comienzan a celebrar el Solsticio de Invierno.
De allí que las fiestas solsticiales se acompañan de fuego. Incluso se colocaron antorchas en los árboles para iluminar el camino y el lugar de la celebración. En la noche solsticial se intercambian obsequios. Es noche de solidaridad, de amor y de esperanza.
Es el momento de tener fe y esperanza que todo irá mejor si tenemos la actitud interior correcta, si amamos y si somos solidarios
Sujerencias:
Hay una práctica muy valiosa que nos ayuda a desarrollar más voluntad y convicción para conseguir nuestras metas en el nuevo ciclo de nuestra vida. La he llamado: "Quema de obstáculos". Vístete de blanco y enciende un incienso en tu habitación y en el resto de la casa.
1. Determina de la manera más precisa posible cuáles son los obstáculos que se te han presentado hasta ahora.
2. Identifica con claridad cuáles son los obstáculos que están en ti mismo (deberían ser la mayoría o todos).
3. Anota los obstáculos en una o varias hojas de papel. Realiza este trabajo varios días para que tu mente interior vaya identificando ojalá todos los obstáculos que te impiden obtener mejores frutos.
4. Planifica, define y redefine tus objetivos para el nuevo ciclo de tu vida. Imagina en qué etapa irán para la próxima primavera. En esa época deberían empezar a "florecer", a exteriorizarse su avance.
5. En un cuaderno, anota también tus metas y objetivos lo más específicos posibles, señalando cómo quieres lograrlos, cuándo esperas que se realizan, de qué manera y en qué lugar.
6. En el momento del Solsticio o lo más cercano posible (este año del 2013 en Venezuela inicia a las 12:45 AM  del 21 de junio), en un recipiente de metal coloca un poco de alcohol, algo de algodón y tus hojas donde anotaste tus obstáculos. Enciende el alcohol y quema las hojas. Eso representará la quema de tus obstáculos. Mientras se consumen, mentaliza el firme propósito de vencer tus dificultades, de emplear toda la energía necesaria para conseguir tus nuevas metas.
7. Observa a continuación tu cuaderno donde anotaste tus metas y te visualizas como si ya las hubieras logrado.
8. Todos los días, de preferencia en la mañana, mira tu cuaderno de metas y haz una rápida película mental donde te veas logrando cada una de ellas.
Prepara tus regalos y entrégalos
Has una lista de las personas a quienes amas. Ojalá tu lista sea muy grande. Piensa en tus riquezas: tienes cualidades, virtudes, experiencias, buenos sentimientos, buenos pensamientos. Eres capaz de sonreír, de abrazar, de escuchar atentamente, de estimular, de motivar... Anota junto al nombre de tus amigos, familiares y conocidos que anotaste qué de toda tu riqueza puedes compartir con ellos. Piensa qué les gustaría a cada uno recibir: una sonrisa, una tarjeta de saludo hecha por ti mismo, un agradecimiento, un abrazo, un libro, una parte de tu tiempo...
Y lo más importante, ¡comienza ya a dar algo de ti mismo! Todos esos regalos son verdaderas expresiones de amor. Y mientras más amor entregues, más amor recibirás. ¡Nunca se te acabará! 
PROTECCIÓN DEL HOGAR
El día 21 de junio por la mañana abre todas las ventanas de tu casa para que se vayan las energías negativas. Luego, al caer la tarde, reúne los siguientes elementos en un pequeño altar o en una mesita cubierta con una tela blanca.
- 3 velas blancas.
- 1 jarrón con claveles blancos.
- 1 folio en el que hayas dibujado una casa.
- 1 incienso de mirra.
Cuando sea medianoche enciende las velas y deja que ardan hasta que se consuman por completo. Mientras tanto, rocía con perfumes o esencias aromáticos  siete veces cada rincón de tu hogar en el sentido de las agujas del reloj al tiempo que visualizas en tu interior cómo los poderes mágicos de esos perfumes protegen tu hogar de todo mal. Quema el papel con las llama de las velas y deposita la ceniza en un pequeño tarro de cristal, preferiblemente opaco, y mete en él algunos pétalos de los claveles y algo de los restos de cera que las velas dejen. Pon este improvisado amuleto en algún lugar escondido de tu casa hasta el próximo año.
ENCONTRAR EL AMOR
Antes de las doce de la noche de San Juan enciende dos velas rojas en tu dormitorio. Escribe en un papel tu nombre y el de la persona a la que deseas atraer. En el caso de que no conozcas a nadie concreto pon las iniciales A. G. (alma gemela). Luego pon a cocer hasta llegar a ebullición: tres partes de milenrama, tres partes de lavanda, tres partes de verbena, 12 pétalos de rosa roja y una parte de jengibre. Una vez hecho esto, cuela la infusión y déjala enfriar. Después rocía con ella tu dormitorio. Dobla el papel con el resto de la cera y guárdalo bajo la almohada. Es posible que tengas algún sueño profético sobre tu futuro sentimental.

ARMONÍA CON LA PAREJA
Para obtener armonía con tu pareja, evitar las discusiones y neutralizar las desavenencias futuras utiliza el ritual anterior, pero te tienes que bañar con tu media naranja. También puedes rociar vuestro dormitorio con agua en la que hayas hervido la misma proporción de verbena, lavanda y de albahaca. Asimismo, confecciona un saquito del amor en el que incluyas: 12 pétalos de rosas, 2 hojas de la flor de naranjo, 1 flor de jazmín y 12 pétalos de flores de gardenia. Luego ponlo bajo vuestra cama esa noche y déjalo allí para atraer la armonía durante todo el año.
CURACIÓN Y SALUD
Entre los días 20 y 24 puedes realizar este ritual para ayudar a un enfermo a recuperar la salud o para preservar la tuya y la de tus seres queridos. Enciende siete velas de color azul claro. Luego sumerge en agua hasta que llegue a ebullición las siguientes hierbas
- 2 partes de eucalipto.
- 1 parte de mirra.
- 1 parte de tomillo.
- 1 parte de ruda.
Retira del fuego el agua y deja que la tisana repose hasta enfriarse. Luego cuela el agua y rocía con ella la habitación del enfermo y su cama, siempre en la dirección de las agujas del reloj. Repite la aspersión siete veces visualizando la mejoría de la persona o la vitalidad que las hierbas cuyo poder medicinal aumenta en este momento mágico, te concederán para todo el año.
TALISMÁN PARA ATRAER DINERO
El día 21 de junio enciende en tu casa una vela amarilla, otra dorada y una vela de miel. Déjalas arder hasta que se consuman y guarda los restos de cera que queden. Si la noche de San Juan puedes asistir a una hoguera, toma de ella un poco de ceniza. Tras dar las doce de la noche de San Juan, siéntate en un lugar solitario, enciende una vela amarilla y un incienso de canela, y concéntrate en tu necesidad de ingresos materiales. En un papel dibuja con pintura verde el símbolo del dinero ($) y luego pon en su centro tres monedas pequeñas y unas hojas de laurel. Dobla el papel en cuatro y mételo en un saquito junto con la ceniza de la hoguera, los restos de cera y un pequeño imán. Lo idóneo sería que el saquito fuera de color amarillo o verde, pero, si no cuentas con él, puedes utilizar cualquier bolsita estampada con flores o improvisar un hatillo con un pañuelo del cuello. Átalo con un cordoncillo verde o dorado y luego pon este talismán bajo tu cama o llévalo en tu bolso para atraer la prosperidad.
CONTRA LA TRISTEZA
La noche de San Juan prepara un baño templado en tu casa. Enciende una vela naranja, una verde y otra blanca, y mete en el agua una piedra de ojo de tigre (para el dinero), otra de amatista (para el amor) y un cuarzo blanco (para alejar los malos pensamientos). Incluye en el baño el líquido de una infusión realizada con lavanda, ruda, mejorana y salvia. Sumérgete y mira la luz de las velas mientas respiras acompasadamente y pides al Universo que el agua del baño se lleve tus problemas. Sujeta cada una de las piedras un tiempo en tu mano derecha y siente que son emisarios, mediadores entre tú y la energía cósmica y que las bendiciones del cielo no tardarán en derramarse sobre ti. Siéntate y da gracias por lo que ya tienes. Saldrás del baño con el aura restablecida y mejor estado de ánimo. Deja que las velas se consuman y guarda la cera en un pañuelo. Utiliza el improvisado hatillo como talismán de protección.
RITUALES DEL FOLCLORE POPULAR
La tradición nos proporciona varios rituales mágicos relacionados con la noche de San Juan. Estos son algunos de ellos:
- Enciende una hoguera en tu jardín y avívala hasta entrada la medianoche o, en el caso de que vivas en la ciudad, utiliza 12 velas blancas.
- Corta una vara de San Juan y cuélgala en las ventanas de tu casa para protegerte contra la negatividad.
- Coloca flores en las rocas más grandes de tu propiedad.
- Para tener sueños proféticos recoge 9 flores de cualquier clase y colócalas bajo tu almohada. Acuéstate y pide que el sueño te revele algún aspecto que desees conocer sobre tu futuro.
- Pide un deseo: pon muérdago bajo tu almohada y se convertirá en realidad.
- El agua de manantial recogida la mañana siguiente a la noche de San Juan tiene propiedades curativas y ahuyenta el mal de ojo. Asimismo, lavarse la cara y el pelo con esta agua o la de rocío de la noche de San Juan asegura salud y belleza para el resto del año.
- Para conseguir que un deseo se cumpla la víspera de San Juan se planta una hortensia en una maceta. Si florece, las aspiraciones se harán realidad.
- Regar los árboles frutales antes del amanecer con agua de manantial asegura una abundante cosecha.
- La fertilidad de la tierra se consigue enterrando en ella un pedazo de vela que haya ardido durante la noche de San Juan.

- Las plantas que se recogen esa noche aumentan su poder curativo o pueden utilizarse como amuletos protectores. De ahí la leyenda de que un trébol de cuatro hojas encontrado esa noche es un talismán mágico capaz de darnos victoria en las empresas y ahuyentar los malos espíritus.
- Recoger verbena a las doce de la noche la víspera de San Juan ayuda a conseguir el amor deseado.
- Si cuando se está saltando el fuego se arroja una trenza hecha con flores o cintas de colores a la persona amada y esta la recoge antes de que caiga, habrá felicidad entre ambos y buena fortuna.
- Darse un baño en el mar durante la noche de San Juan, asegura salud para todo el año. Si se saltan nueve olas dando la espalda al mar, se consigue también la eliminación de energías negativas.
CÓMO AUMENTAR LOS PODERES PSÍQUICOS
Prepárate un baño que contenga agua en la que hayan hervido durante siete minutos las siguientes hierbas: dos partes de milenrama, 7 hojas de laurel y dos partes de artemisa. Luego incorpora 9 pétalos de rosas blancas y enciende una vela azul y otra blanca. Sumérgete en el agua durante al menos quince minutos mientras sujetas con la mano derecha un cuarzo blanco. Respira profundamente. Al inspirar manda tu aliento hacia el centro de la frente, donde reside el Tercer Ojo, y al espirar envíalo hacia tu corazón para que despierte la inteligencia emocional de este centro y te permita conectar con la mente universal, la única que puede concederte el deseo de incrementar este tipo de poderes. Si quieres que tu conciencia se dirija hacia cosas más elevadas y tener un mayor contacto con asuntos espirituales, realiza este mismo ritual pero añade 2 partes de aloe vera a la infusión y enciende un incienso de mirra o sándalo.

No hay comentarios: