Descubren mensajes satánicos en libros de Paulo Coelho

El increíble hallazgo de los mensajes satánicos en libros del "reverendo satanista"  Paulo Coelho, fue presentado este lunes en conferencia de prensa, por el pastor de la Iglesia Dominical Ortodoxa, Frederick Schumann (vocero del grupo de estudios religiosos, que integra su congregación junto con otras de distintas corrientes). Schumann comenzó la conferencia, hablando de la sorpresa que había generado en el equipo de trabajo el hallazgo de mensajes tan evidentes, de contenido tan previsible y, lo que más llamó la atención: encontrarlos fue increíblemente sencillo.

 "Tomen cualquier libro, en su idioma original, de este autor, cualquiera", dijo Schumann, "y realicen el siguiente ejercicio: elijan la primera página impar, de ella seleccionen la primera línea par y por último ubiquen la palabra que ocupe (en esa fila) el lugar del primer número primo. Luego continúen con la segunda página impar, la segunda línea par y la palabra que ocupe el lugar del segundo número primo. Así sucesivamente, hasta lograr una frase con sentido. Se sorprenderán". También comentó que se ha llegado a encontrar más de una frase en el mismo libro y, en algunos casos, las oraciones se forman empezado el libro por el final.


Se proporcionó a los periodistas una importante lista de frases supuestamente extraídas de los libros de Coelho, de las cuales citaremos las más llamativas y en los libros que aparecen:

"El Señor no es mi pastor. Es más, lo odio" (en El peregrino de Compostela)

"El único que vive es Satanás. Dios, no existís" (en El demonio y la señorita Prym)

"En el lado oscuro, la pasamos bomba" (en La quinta montaña)

"Venderle el alma al Diablo puede ser un gran negocio" (en Verónika decide morir)

"El único guerrero de la luz es Lucifer" (en Guerrero de la luz)

"La estoy juntando con carretilla" (en todos los libros)

Schumann adelantó a los medios que el grupo de estudio se encuentra trabajando sobre otros autores, pero se negó amablemente a proporcionar los nombres de ellos cuando le fueron solicitados: "Hasta no llegar a resultados significativos como nos ocurrió con Coelho, preferimos esperar", respondió.


Para finalizar la conferencia de prensa, y como hecho anecdótico, el clérigo comentó que en el primer libro de Pablo Coelho -hoy desaparecido por completo-  'Archivos del Infierno', no encontraron frase alguna referida a temas satánicos, aún: "Quizás en esta oportunidad se esmeró un poco y no hizo las cosas tan previsibles como en los demás libros"
Según el diario "El País"  La vida de Coelho ha sido un blanco o negro, un yin y yan constante: nació casi muerto por problemas con el líquido amniótico y sus heces; de pequeño organizó sectas secretas; fue un desastre total como estudiante; atropelló casi mortalmente con un coche que llevaba sin carnet a un joven y se dio a la fuga; ese episodio acabó deteriorando aún más las relaciones con sus padres, que le encerraron en un manicomio que visitó tres veces en su juventud y donde fue tratado con electroshock. Antes, había intentado sucidarse con gas. Y para calmar al que llamaba “el ángel de la muerte”, por no haber cumplido, degolló una cabra de un vecino en un particular rito.

El descenso al infierno fue vertiginoso: apagó un cigarrillo en la pierna de una de sus múltiples, simultáneas y bellas novias para comprobar si le quería; a otra, bajo la tesis de “la cura por desesperación”, le alentó su intento de suicidarse porque finalmente, dice, sabía que no lo acabaría cumpliendo… Época de teatrero sin fortuna, de hippy, de asiduo a todas las drogas posibles y de practicante  para descartar inclinaciones. Y en su enésima desesperación vital se apuntó a la magia y se convirtió en fiel seguidor de los mandatos de Aleister Crowley y del satanismo, hasta el extremo de tener un joven esclavo”.

No hay comentarios: